Método: Ilustración. En el centro, el título "8 lecciones sobre capacitismo tuiteras". A su alrededor, las lecciones en forma radial., 
1. "Si parece capacitista, es capacitista." Y una persona observándose en un espejo de mano.",  
2. "El capacitista no desaparece, se transforma." Y un torso con un armadura medieval y, sobre sus hombros, una cabeza de perro.,  
3. "La accesibilidad sí es clave pero no el objetivo final." Y una persona mirando por un catalejo del que sale una flor.,  
4. "Demasiado maternalismo también daña.". Y une infante con rayos x en los ojos y sobre los hombros de su madre, a la que responde "42 tacos tengo ya..." cuando ella le dice "angelito mío...".,  
5. "Slacktivism, mucho lirili, poco lerele." Y una bombilla encendida y una persona en un pc.,  
6. "Hermana loca, disca, autista, ¡revisa! Y 'El grito' de Munch.,  
7. "Yo también soy capacitista y cuerdista." Y dos personas hablando por megáfono.,  
8. "Interseccionalidad, la unión de las oprimidas." Y dos gatas con rastrillos.

8 lecciones sobre el capacitismo que hemos (re)aprendido en nuestro paso por Twitter

En 2017, hicimos nuestra primera aparición en Twitter como ACCIUM. Un año después, desaparecíamos. En unos meses, habíamos entendido que sin autocrítica aquello no era más que capacitismo y espectáculo.  

Fue bien para nosotras. En cualquier caso, estamos casi seguras de que, antes o después, lo habríamos hecho. Pero mejor así, mientras. Mientras descubríamos que todo lo que dábamos por sentado era más volátil de lo que parecía. Mientras algunas lecciones aprendidas se volvían contrarias. O, cuanto menos, poco realistas. Y lo más difícil. Mientras entendíamos que también éramos parte del problema.

Regresamos, como ACCIUMRed.
Abiertas a desaparecer de nuevo.

Aquí os dejamos 8 lecciones (muy breves) sobre capacitismo que aprendimos en nuestro paso por Twitter. Sentíos libres de añadir a esta lista vuestras propias lecciones y opiniones en comentarios.


Lección 1.  Si es lo que parece, entonces es mucho más

El capacitismo es segregación. El capacitismo es discriminación. El capacitismo es una opresión estructural. Y está sustentada en la dinámica de poder que existe en el binomio capacidad/discapacidad

Lección 2.  El capacitismo no desaparece, sólo se transforma 

Nada nuevo bajo el Sol. La palabra abolición es un seísmo. La semilla del Bien de cualquier sistema opresivo. Algo que aceptar sólo desde una retrospectiva histórica para el saber estar reformista.

La abolición de la esclavitud, la monarquía, la tauromaquia. Todo es bien si es del ayer. Por supuesto, en aquellos lugares donde ésta sea de facto; es decir, un movimiento social de sentido teórico y práctico.

La cuestión es que, a pesar del qué bienquedas reformista, no se puede cambiar nada con leyes nuevas en un sistema corrompido en esencia. Contrario a los derechos humanos. Que mercantiliza y fetichiza a las personas de las que se nutre.

Qué incidencia tendría en las causas anticapacitista y anticuerdista mantener su complejo industrial, el sistema al que alimentan. Las actuales instituciones y manicomios fueron ya, como las cárceles, la reforma de otro pasado igual o más oscuro.

Para acabar con la opresión, hay que acabar con el sistema opresor.

Lección 3. La accesibilidad es vital en la lucha, no su fin último

En realidad, la accesibilidad es un derecho y medio necesario, pero no suficiente, para alcanzar el fin de la Justicia de la Discapacidad. Esto es, la libertad inherente, la interdependencia en igualdad de oportunidades; también, ante el privilegio de la capacidad, lo sano, lo cuerdo o lo completo. Y la representación de las vidas y cuerpos no normativos. 

Necesario pero no suficiente. Echando la vista atrás, recuerdo que éste fue uno de los primeros fundamentos (condiciones) de la Lógica que aprendí. Retengo aún varios de sus ejemplos. Apuesto a que los compartimos muchas.

Eran algo como:

Si llueve (condición A), entonces me mojo (B).
Si hay justicia (A), entonces hay accesibilidad (B).

Quiere decir esto que:

Si estoy mojado (B), ¿entonces ha llovido? (A) No tiene porqué. Puede que un vecino te haya tirado un cubo de agua por su ventana en una vendetta particular.

Si hay accesibilidad (B), ¿entonces hay Justicia? No tiene porqué. Pero ojalá. Para que eso sucediese, deberíamos aunar otras condiciones. ☞ Sí, y la duda ofende: junto a la accesibilidad, la abolición es una de ellas.

Lección 4.  Demasiado maternalismo también duele

En la mayoría de las ocasiones, las actitudes paternalistas y maternalistas esconden prejuicios capacitistas o creencias de insuficiencia. Todo bajo una aparente forma de protección y cuidado que legitima la sociedad.

Lección 5. Mucho lirili y poco leerte

(Sonrisa). Esta lección es una de las que traíamos aprendidas ya de casa, pero no por ello nos deja menos pasmadas hoy. Aunque cierto es que, a veces, nos deja más y otras intentamos que menos (por una cuestión de paz emocional).

En nuestro próximo vídeo en YouTube sobre la descripción de imágenes, mini-viajaremos en el tiempo y haremos mención a esta quinta lección: el activismo porque patata o slacktivism.

Figuras públicas, militantes, con experiencias en primera persona …, exigiendo a los demás accesibilidad y derechos de cartón que ellas mismas se pasan por el forro –cuando nadie les ve–. Lo que en redes significa ‘cuando creen ocultar el más allá de su fachada online’.

Qué coraje. Qué arriesgado. Pero, sobre todo, qué dañino cuando hay vidas en juego.

Lección 6.  Disca, loca o autista, en mood autorrevisionista

Asimilar en-elmientras que capacitismo y cuerdismo hay en todas nosotras (o casi), a veces, facilita los ejercicios de extrapolación. Uno de ellos es separar las dos verdades de una misma realidad. Que las experiencias en primera persona son siempre legítimas por el simple hecho de serlo. Pero que no por ello son anticapacitistas, anticuerdistas o representación de la minoría sistemáticamente.

Todas las vivencias son válidas, lo que elimina de la ecuación el derecho a minusvalorarlas como relato de vida que son. Pero, precisamente por ello, no están exentas de un enfoque de narrativas múltiples, atravesadas por múltiples categorías sociales, condiciones y privilegios.

Lección 7.  Soy capacitista

La verdad es que esta lección es una prolongación de la anterior y, quizá, también una de las más desagradables de aceptar. Crees que sabes bien -eso sí, con muchísima humildad-. Has buscado, leído. Tienes un familiar o lo has vivido de cerca. Eres tú la diferente. Te consideras buena persona, o lo intentas. Has salido a la calle. Te declaras abiertamente radical.

O puede que no sepas ni tanto ni tan bien. Que ni la calle ni los libros te hayan dado todas las respuestas. Que el sentir radical no baste. Que, quizá, no seas tan buena persona si has sido y eres partícipe de aquello contra lo que luchas. Que lo del ‘capacitismo estructural somos todos’ ya no te excuse. Que tengas más privilegios de los que creías.

Y, entonces, te resistes pétrea -en mí, que soy nerviosa superlativa, el sentir intenso convierte mi afuera en un muro infranqueable hasta para mí misma-. Te vacías. Te lastimas, o no. Resurges. O, simplemente, continúas tu camino sin todo este devenir dramático.

En cualquier caso, no olvidas. Cómo vas a olvidar esos rostros levinasianos a los que has hecho daño todo este tiempo sin querer. | | La siguiente y última lección, la acompaño con mi canción favorita: Your Face, de Peter Murphy.

Lección 8 . Interseccionalidad, la unión de las oprimidas

Una genealogía de la diversidad de opresiones –interseccionalidad– sólo tiene fuerza, más allá de lo teórico, cuando la diversidad de sus identidades se une contra el sistema común que las oprime. Ahora bien, hermanas, tela telita lo que cuesta ensamblar nuestras luchas en la práctica.

Hasta hace poco, la relación de opresiones e identidades, tanto académica como militante, estaba centrada en la clase, el género, la sexualidad y la raza. De ahí, que la necesidad de incorporar la discapacidad, la misautimia o el cuerdismo dentro de esa yuxtaposición pase tan desapercibida.

En nuestra opinión, no nos faltan las fuerzas, pero sí un poco de co-pedagogía. En nuestro regreso a la red, y con este fin, decidimos –en pequeñito, por supuesto- hacer de la accesibilidad un nodo, una necesidad entre muchas, común a todas esas opresiones. Y ahí andamos.  

Ilustración de una boca abierta, gritando.

Recuerda, siéntete libre de añadir a esta lista tus propias lecciones y opiniones en comentarios. ✏︎

«Your face» (Peter Murphy).



Únete a la conversación

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *