Programa Las Cerezas, de TVE.

En plató, la periodista Julia Otero y el activista Javier Romañach.

Programa Las Cerezas, de TVE.   (  Aplau...

Programa Las Cerezas, de TVE.

 


(  Aplausos  )



Julia Otero:










 Bueno, pues todos tenemos muy presente la historia de Ramón Sampedro, [  la persona  ] el tetrapléjico que luchó durante años por la libertad de        su propia muerte.


La película



Mar adentro



ha sido una vacuna contra el olvido de la figura de Ramón Sampedro, y hoy hemos invitado a Javier Romañach.



(  Dirigiéndose a Javier  )  



¿Qué tal, Javier? Buenas noches.



Javier Romañach:



Buenas noches.



JO



: ( .OFF. )  [  Javier Romañach  ]  es tetrapléjico, como lo era Ramón Sampedro, pero que no comparte con él el modo en el que Sampedro vivió su tetraplejía y su manera de actuar.


¿Por qué, Javier?



JR:



  ((  ))  Esto no es una cuestión de que yo esté aquí para debatir una postura de Sampedro.


Yo pertenezco a un movimiento que se llama Foro de Vida Independiente, en el que ahora mismo, en este país, somos 300.


Estamos vinculados a una red europea en la que somos miles y, a su vez, a un red mundial en la que somos cientos de miles de personas que luchamos por la dignidad y por la igualdad de oportunidades de las personas con, lo que nos gusta llamar, diversidad funcional. Para no hablar en un lenguaje negativo.


[  Rótulo: tres millones y medio de personas tienen problemas de movilidad en España  ]


Y todos nosotros compartimos una lucha que, digamos, la visión de Ramón Sampedro, su magnificación, digamos, juega en contra de lo que nosotros luchamos.


Es decir, si tú luchas solo por la dignidad en



 (  tono enfático  )



 tu propia muerte, y refuerzas el concepto de que la única opción válida teniendo una


tetraplej


ía


es morir, estás dejando de lado la otra opción, que es vivir.


Y esa vida es muy complicada.


Es muy complicada porque nos la hace complicada el mundo, porque el mundo no está pensado para que nosotros vivamos en un mundo como este.


Entonces  ((  )),  en vez de luchar por que estemos en igualdad de oportunidades que el resto de los ciudadanos, que eso es complicado, porque una muerte diga se define como una muerte  



(  tono enfático  )



 corta e indolora.


¿Cómo defines una vida digna? Es un tema muy complejo.


Esa lucha es muy compleja, es muy larga. Esa lucha requiere mucho esfuerzo, mucha gente luchando. Controlar toda la discriminación que existe  



(  tono enfático  )  



todos los días, en cada momento y en cada esquina.


Cuando tú estás luchando por un esquema en el que nadie te hace ni caso, porque claro,  



(  tono enfático  )  



nadie te hace caso, y de repente llega un tipo y se hace muy famoso por  





 reforzar lo que ellos ya piensan, que es que así sufrimos.


Yo no sufro por tener una tetraplejía.  





 ¡Yo sufro por no poder entrar a los sitios, porque no me dejan participar, porque no puedo  ((  ))  porque hay escalones!


Yo sufro por otras cosas, no por mi propia esencia personal.


(  Julia Otero asiente  )


Y él refuerza una imagen al revés.



JO:



Pero él  [  Sampedro  ]  hablaba en primera persona, ¿no?


Intentó dejar siempre muy claro, y también la tesis de la película de Amenábar, que él peleaba por su muerte.


Él dice que habría otros  [. personas  ]  tetrapléjicos que no tuvieran su misma percepción de la vida.



(  Dirigiéndose a la audiencia  )



 Por cierto,  ///  ven a Javier Romañach, que mueve perfectamente la cabeza, mueve perfectamente los brazos  ///  y lo que me ha sorprendido saber es que su lesión,  



(  tono de pregunta  )



 que también viene de un accidente de tráfico hace 13 años, se produce en   ///  



(  dirigiéndose a Javier  )  



¿la altura de qué vértebra?



JR:



La cervical quinta y sexta.



JO:



 Quinta y sexta.


[  Rótulo: La rehabilitación le ha permitido mover los brazos y escribir con los nudillos  ]


Bien, pues para que sepan ustedes, porque preparando el tema estos días hemos tenido más ocasión de no ignorar cosas que son importantes, la lesión de Sampedro estaba  



(  remarcándolo  )



 dos vértebras más abajo que la de Javier Romañach.


Eso quiere decir que sus posibilidades de rehabilitación hubieran sido  //  



(  remarcándolo  )



incluso mejores.



JR:  




(  Asintiendo  )



 A priori, partía de una  [  mejor situación, sí.



JO:



A priori.  ] Pero él no quiso luchar. Y tampoco se le puede reprochar. ¿O sí, o usted cree que sí?



JR:



A ver, el mundo es libre y cada uno puede tomar sus decisiones. Lo que pasa es que luego tiene que ser consecuente con las decisiones que tome.


Él eligió  –  Él no eligió este camino, y este camino es difícil.


Yo me he pasado cuatro años haciendo rehabilitación, seis días en semana, para poder estar así.


Eso es un camino difícil.


Yo no digo que el suyo fuera fácil. Lo que digo es que fue diferente, ¿vale? Él eligió no hacer nada.


También es cierto que yo vivía en otro entorno, todo el mundo  (  fragmento no comprensible  )  y, quizás, tuve más posibilidades de rehabilitación.


Pero también es cierto que él dijo  //  “ yo no quiero rehabilitarme, porque considero que vivir así es indigno ".


Y su lucha  



(  tono enfático  )



 no es personal.


Él quería modificar una ley que afecta a todos los ciudadanos. Él escribió un libro, y lo publicó. Y él, digamos, participó en un debate público. Si juntamos estas tres cosas, yo no puedo entender que eso sea una lucha personal.


Es más,






en su libro, él no habla de  



(




 tono enfático  




)














“ mi tetraplejía ”, él habla de “ la tetraplejía ”.  


Evidentemente, mi visión cuando alguien habla de la tetraplejía entiendo que está hablando de una persona como yo, que tiene tetraplejía. Y su visión es, francamente, deprimente.







Que entiendo que es la suya. Pero él la proyectó a los demás. Y yo entiendo que esa proyección no se puede hacer. Que es lo que ha hecho él.



JO:



Yo creo que lo mejor que podemos hacer hoy, aquí, en



Las Cerezas



, es escuchar algunos fragmentos de aquel reportaje en el que se basó, además, Amenábar para hacer



Mar adentro.


Y que, luego, pues comente lo que crea oportuno Javier Romañach.


Yo prefiero no pronunciarme. Ni creo que sea mi papel. Faltaría más. Pero ustedes oirán una y otra opinión, y sacarán en casa las conclusiones que crean pertinentes.


Escuchemos un fragmento.



Ramón Sampedro:









(  Ramón Sampedro, 1993  )





Yo no soy un ser humano.


En este estado no hay más que la  ///  no sé  



(  dubitativo  )



 la rutina, el aburrimiento, la falta de espe( ranza ), la no esperanza. La falta de poder vivir, de poder amar, de poder  //  ser un ser humano normal, ¿no?


Parece que estás pegado a tu propio cadáver, ¿no?


((









))



JO:



La verdad es que es una imagen, una metáfora muy dura, ¿no?  “ Estás pegado a tu propio cadáver. ”



JR:



¿Y a eso lo llamas tú una lucha privada, salir a la tele a decir esto?



JO:



¿Pero


Sampedro


no tenía otra alternativa, no, Sampedro  ///  


[


 que pedir



JR:



Si yo no digo que no.



JO:



que alguien le ayudara?  ]



JR:



Luego aceptemos que la lucha es pública, nada más. Si yo no discuto.


A ver, él tiene esa visión.


Claro, ahí habla yo entiendo que de él, pero en el libro yo entiendo que no habla de él.



(  Dirigiéndose al público  )



 ¿Yo soy un cadáver? ¿Alguien ve que yo soy un cadáver?  



(  Dirigiéndose a Julia  )  



No, ahora bien. ¿Por qué pensaba él eso? Quizás es el clic de la cuestión.


¿Por qué alguien llega a pensar eso de sí mismo? Porque todo el mundo lo piensa, a priori. Y como lo piensa, se te acaba calando en la cabeza.


[  Rótulo: En España ayudar al suicidio tiene penas de prisión  ]


Es decir, no nos vamos a engañar. Nadie quiere estar aquí  



(  señalando su silla  )



, yo tampoco.  Vamos a partir de  ((    )).


Nadie quiere ser pobre, bajito y feo, nadie quiere muchas cosas. Pero la vida viene como viene.


Y cuando viene, tú entras en unos filtros previos



(  señalando su cabeza  ) ;



es decir, “ qué pienso yo de estar como estoy ”.


Yo te digo mi filtro previo. Mi filtro previo era que yo prefería estar muerto a estar así. Ese es mi filtro previo.


¿Qué ocurre? Que luego entras



(  inclina la cabeza con gesto de aceptación  )



 lo aceptas y piensas: “ esto es lo que me ha tocado ”.



(  Onomatopeya  )  Pum, pum, pum, pum.


Y, después, avanzas, avanzas , avanzas y dices: “ oye, aquí



(  señalando su cabeza  )



hay algo que no funciona ”.


Y efectivamente. Yo no estoy  ((    ))


Hay una cosa en la que yo estoy de acuerdo con él, que es que aquí no hay quien encuentre dignidad. Pero no porque no sea digno estar aquí, sino porque esa dignidad



(  remarcándolo  )
















nos la roban cada día.


Cada día nos van robando un poquito de la dignidad diaria.











Entonces, si tú no eres capaz de vencer esa barrera de la dignidad que te están robando constantemente, si no eres capaz de luchar contra esa barrera psicológica que tiene todo el mundo, acabas entrando en una dinámica que ya existía.



(  Irónicamente  )



 Qué sufrimiento estar aquí.



(  Dirigiéndose al público  )



¿Me veis? ¿El público me ve sufrir, me ve muy sufriendo?



JO:



( .OFF. ) Pero él sí sufría.


Bueno, seguimos. ///


Por cierto, antes de  ((    )) vamos a seguir escuchando a Sampedro,  (  el siguiente fragmento es incomprensible  )  muchos estarán pensando que, probablemente, se basa la fuerza que emana Javier Romañach, con una lesión cervical, recordemos, superior. Es decir, en una vértebra superior a la de Sampedro.


Osea



 (  tono de confirmación  )



, Sampedro hubiera podido estar como tú, aquí,  [  hablando



JR:



Sí, si hubiera querido realmente, sí.  ]



JO:



Se hubiera podido mover con la silla, hubiera podido mover los  –  si hubiera hecho esa rehabilitación dura.


[  Rótulo: Su lesión medular es más severa que la de Sampedro  ]



JR:



 Casos como él, a día de hoy, conducen, viven solos, como él.


No digo que él hubiera podido hacer eso, yo lo que digo es que casos como los de él, sí. Personas que tienen tetraplejía, con ese nivel, viven solas.



JO:



Habrá gente que, oyéndote, Javier, diga  “ debe ser una fuerza religiosa, debe ser una fuerza de creyente ”.



JR:




(  Sonriendo, irónico  )



Eso es muy peculiar esto en este país. Es decir, uno no puede tener pensamiento propio.



JO:



Por eso te lo pregunto. Porque sé que tú no te defines como creyente.



JR:



No, yo me defino como ateo, que es diferente.



JO:



¿Eres ateo?



JR



: Ateo.



JO:



Osea, no tiene nada que ver con la religión.



JR:



En absoluto.



(  Tono enfático  )



 Esto es una lucha por los derechos de las personas a las que se les está robando todos los días. Es más,



(  con tono enfático  )



yo diría que mi postura es progresista y marxista.


Pero no. Parece que, como defiendes una postura que es la dignidad en la vida, pero claro  ///  ¡es que la defendemos porque nos la roban todos los días! A ver que …  ///  es que esto no es …  ///


La dignidad no sé muy bien como la definiríamos, pero si tú, cada vez que llegaras a un sitio, necesitaras ayuda para entrar  …  Tú  …


Vamos a poner un caso de discriminación la que nos lleva la cuestión a 100 años de retraso, la mujer.


 “ No, usted señora no puede entrar si su marido ”.  ¿Cómo verías tú esto?  Eso en cada sitio, porque hay un escalón. En su caso, su marido tiene que ayudarle a subir un escalón.


Bien.  ///


Cómo  





 “ No, es que no hay servicio para señoras “, porque el mundo no está pensado para las señoras.


“ ¿Va usted a coger un tren? Ah, lo siento. Pues el 50% de los trenes no los va a poder usted coger. ”


Eh  …  “ ¿Va usted a coger un avión? ”, el avión, todavía  –  “V a a coger usted un autobús, un taxi? ”  “ ¿Quiere ir a estudiar, quiere ir a cualquier sitio o a tomar una copa? ”


Y, así, a cada sitio que vayas, cambiando el paradigma de discriminación, a ti por ser mujer no te dejan hacerlo sola.


¿Cómo lo ves?


¿Cómo queda tu dignidad?



JO:






 (  En un tono cortante  )



Más. Ramón Sampedro.



RS:  



(  Ramón Sampedro, 1993  )





Uno quiere morirse porque quiere  ///  irse a otra parte. A donde sea. Y si para eso hay que morirse, uno se va. Porque tal vez sea la única esperanza de


((  …  ))



JR:



 (  diálogo roto  )  mi mujer, mi primo, mi abuelo, esto es lo que quería hacer.



JO:



Hay una imagen del reportaje de Sampedro, en el que se basó Amenábar para hacer



Mar adentro



, que probablemente es la imagen más  ///  más dura.



(  Dirigiéndose a Javier  )



Él es consciente, y además lo dice. Que probablemente debe ser también una afirmación, una declaración que debe molestar profundamente, también, a Javier Romañach.


Pero estamos viendo dos caras distintas, dos personas con la misma situación vital.


Veamos, por favor.



SP:





(  Ramón Sampedro, 1993, mostrando su cuerpo  )










Pues una persona que te vea así  ((    ))  si se ve en esta situación, toda la vida así, tal vez pueda entender ¿no? los motivos para decidir que la vida no es esto. Que la vida es otra cosa.


((  …  ))



JR:



Analicemos sus circunstancias. Está en la cama, ¿quién le ayuda a levantarse todos los días?



JO:



Es que él dice una cosa muy tremenda, Sampedro, en el reportaje. Que él renuncia a la silla de ruedas porque todo el día en una casa de dos pisos, la familia cargando con 70 kilos de un sitio a otro.


La culpabilidad, ¿no?, que también es


[


 humana.



JR:



Todo el mundo pasa


]


 por una especie de síndrome. Yo no quiero cargar a mi familia.


Yo, por eso, rehabilité mucho, para cargar lo mínimo a mi familia.



JO:



(. OFF. ) Ya.



JR:



Pero el problemas es ¿por qué cargar a tu familia?


¿Tú no eres un ciudadano como otro cualquiera? No. Te consideran un enfermo.


Los médicos deciden por ti. Es decir, todo el mundo decide por ti.


A mí se me ve, a él se le ve. Y él aceptó verse como un enfermo.


Yo no me veo como un enfermo.







 Yo no estoy enfermo. La Organización Mundial de la Salud sabe que yo no estoy enfermo y lo define.



(  Tono enfático  )



 Yo soy una persona diferente. Que tiene necesidades diferentes. Y, entre esas necesidades, está la del asistente personal. Una persona profesional que te ayuda a levantarte y descarga a tu familia.











¡Porque no es tu familia la que tiene que compensar nada!



JO:



Y eso quién lo paga, en tu caso.



JR:



En mi caso, parte el Estado. Y otra parte yo.  [  Pero en mi caso es



JO:



Pero no todo el mundo puede.  ]



JR:



No, claro, en mi caso soy un privilegiado de élite. A ver si me explico.


Yo lucho por los derechos de las personas que están encerradas en residencias porque no pueden hacer esto. Aquellos que están en Galicia. Los que están en otros lados encerrados en residencias. Los que están condenados a vivir con su familia y su familia tiene que cuidarles.



(  Señalándose  )








 ¡Claro, al final te entra una culpabilidad de “ soy una carga ”.


No, es que no tendrías que ser una carga. El Estado tendría que tomar medidas para compensar eso y darte la oportunidad de vivir en igualdad de oportunidades como el resto de las personas.



JO:



( .OFF. )  Eso que decís en el Foro Independiente vuestro, ‘ la granjerización '.



JR:



Efectivamente.



JO



: Es decir, la idea de la granja, de lugar.



JR:



Nos meten en la granja, como a las vacas. Bien alimentaos y tal, pero eso sí: te levantas a tal hora; te acuestas a tal hora; y tampoco te pases mucho y levantes la mano en la granja que, como seas un toro bravo, igual te sacuden.


Entonces, al final, después de pasarte 20 años así, tu cabeza acaba



(  tocando su cabeza  )



 un poco, digamos, tocada.



JO:



Vamos a ver un momento de la primavera.


Lo digo porque  ///  comentaba Ramón Sampedro lo que sentía cuando llegaba la estación de la primavera. Que hay un momento en el que parece que tenga una actitud delante de la vida diferente a la que … en fin … a la que todos conocemos de él, y cuál fue su final.


Por cierto, que él quería una muerte digna, sin dolor, y ahora hemos sabido que fue una muerte terrible, ¿no? En parte porque no se le prestó esa asistencia.


(  Javier Romañach asiente con la cabeza  )


Vamos a ver lo que dice de la primavera, ya que ayer llegó la primavera, por cierto.



RS:



(  Ramón Sampedro, 1993  )  Si llega la primavera, la notas en un colorido, ¿no? Y unos sonidos.  (  Fragmento no comprensible  )  Que escuchas por ahí piar el pájaro que está allá fuera, ¿no?


Bueno, cuando llega la primavera, es eso, ¿no? Y cuando:::,  no sé. Cuando llega la primavera pues, llegan las golondrinas, ¿no? Y:::  como estás siempre mirando el paisaje, ves el cambio de color, y todo eso, ¿no?


Notas eso. Y es lo malo, ¿no? Notar todo eso y tú no poder ir a él.



JO:



(  .OFF.  )  No es el caso de Javier Romañach.



JR:



No, evidentemente.


No solo es la primavera, es el invierno, es el verano, todos son cambios de colores y son cambios de vida, pero esa vida está, habitualmente, fuera del domicilio. Hay que buscarla.


Si te quedas encerrado,



 (  con énfasis  )



 si te condenan a quedarte encerrado porque no hay quien te ayude a salir de tu casa, que es tal y como lo diseñan los demás.


Cuando los demás piensan por ti, diseñan soluciones magníficas para que te quedes en tu casa. Cuando tienes una solución. O para que te quedes en una residencia.



(  Tono irónico  )



 Pero, oiga, es que yo no.  



(  Con énfasis  )












Yo quiero venir a la tele a decirle a Julia Otero lo que pienso.


¿Y cómo lo hago si no tengo un asistente personal que me acompañe?



JO:






(  Señalando a Javier  )



Él vive en Madrid, aunque es catalán, desde hace muchísimo años.


(  Javier asiente  )



JO:



Has cogido el avión, en fin. Supongo que para llegar desde Madrid  …



JR:





[


 Todo eso nadie lo contempla.



JO:



 debe ser una gincana.  


]



JR:



Todo político que diseña políticas no pensaría jamás que un tipo tan



matao



y tan, supuestamente, sufridor como yo pueda decir: “ oye, pues me voy.  Y ya de paso, me acerco a la playa, que me gusta ver el mar. Pero sea primavera, verano o invierno. ”


Es decir, lo que es triste es que él se hubiera condenado a su situación y que, de alguna manera, desenfocara su lucha, que es lo que yo creo que pasó.


Si hubiera luchado, a lo mejor habríamos empezado a luchar antes. Solo llevamos cuatro años por una lucha por una vida digna en igualdad de oportunidades,



(  tono enfático  )












que es lo que pedimos.


Que lo pedimos desde todas las esquinas de este país y por todas las esquinas del mundo.


Pero eso sí.



(  Irónicamente  )



Tú no te preocupes, que nosotros, excepto en ocasiones muy raras, no salimos en la tele, no nos hacen películas, no nos hacemos tan famosos.



(  Irónicamente  )



Porque sí que está todo el mundo preocupado de que si nos queremos morir o no. Pero si queremos vivir dignamente, eso como que: “ déjalo, que es complicado. Voy a tener que cambiar muchas leyes. Voy a tener que poner recursos  …  ”


En eso preocupa menos el tema.


Algunos políticos empiezan a abrir las orejas.





 Reconozco que la cosa parece que cambia, pero las realidades hay que verlas.


Y cuando oyes cosas de gente que lleva muchos años decidiendo por ti …&





 ¡porque es que yo no sé qué manía tienen de decidir por ti!


Hay un lema que tenemos nosotros que es: “  nada sobre nosotros sin nosotros  ”. Sin nosotros, sin nosotras.











¡Déjennos a nosotros decidir cómo queremos vivir!



(  Irónicamente  )



 Nos gusta la sexualidad. Nos gusta salir a tomar copas. Nos gusta ir al cine.  Nos gusta irnos de vacaciones.


Diseño de programas aquí, en Catalunya. Servicios. En el domicilio. Servicios en centros de día.


¡Pero oiga, vamos a ver! Vamos a pensar las políticas pensando en la gente, y que la gente decida lo que quiera.





 ¡La manía de decidir por ellos!, tanto como si se quieren morir o no.


Oiga, pero es que la mayoría queremos vivir.



JO:




( Sonriendo )



Bueno, él no se quiere morir, eso está claro. Él quiere vivir.



JR:






(  Irónicamente  )



 [  ¡Pero me moriré! Estas cosas me pasarán, no sé. ¡Pero no yo, que no soy yo solo pero es que somos!



JO:



( .OFF. ) Incluso yo, cuenta que también.



JO:



(En plano) Sí, me moriré.  ]



JR:



Sí, vamos a tener los dos aquí, encima de la mesa, una certeza  ((  ))


Pero insisto,



(  ralentizando el habla  )



 no soy yo solo. Somos las inmensísima mayoría, solo que nadie nos hace caso.



JO:



Javier, me ha encantado invitarte, sobre todo después de haber oído



 (  tono irónico  )



 que la gente como tú no va a televisión, porque nunca se le invita.


( .OFF. ) Celebro haber sido la primera. Y ojalá no sea la última.



JR:



Sí, es una ruptura.



JO:



Otro día seguimos hablando, porque nos hemos dejado muchos temas. Muchos, muchos, muchos.



JR:



Pues estaría encantado.


Como digo yo, unos minutitos para contar una cosa que nadie oyó nunca, se agradece muchísimo. Porque, además, luchando contra un efecto mediático tan impactante, en el que todas las películas parece que tu única solución  (  frase inacabada  )


En el caso de



Million Dollar Baby



,




yo estaría muy triste si no conociera a una persona exactamente igual, con la misma lesión y que vive en Navarra, que ha hecho su carrera y que su obsesión es poder vivir sola sin que le cuide su padre.





 ¡Ese es su verdadero problema!


¿Y quién hace una película sobre eso? ¿Quién le dedica dinero a eso?



(  Irónicamente  )



Oh, eso es muy complicado, mejor hacemos



Million Dollar Baby




,



que lloramos todos






al final de la película, ¿no?



JO:



( .OFF. )



 (  Acelerando el ritmo  )



Bueno, bueno, bueno …  ///  porque o no, porque no sé, el final no vamos a desvelarlo.


Javier, repito, igual otro día seguimos hablando.



JR:



Muchas gracias. Pues sería un placer. Estaré encantado.



JO:



Mmm, ¿tú tienes mucho sentido del humor?



JR:



Alguno, desde luego.



JO:



Sí:::,  desde que ha llegado no ha dejado de demostrarlo.


Bueno, pues, como regalo, el último



Microondas



de la noche.


Por cierto, que es un resumen de lo mejor de los últimos 22 programas.


¿Lo mejor qué es?






Pues



(  con gesto pensativo  )



lo más celebrado por la audiencia. Lo más visto por la audiencia.

 

[Fin de la entrevista]